Las reformas y la grieta

OPINIÓN

Diputado nacional tucumano por el PRO, Facundo Garretón explica en detalle las reformas impulsadas por el gobierno nacional. Apunta a "la grieta" como uno de los principales factores del rechazo de la sociedad a las iniciativas debatidas en el Congreso de la Nación.

Gobernadores de 23 provincias reunidos con Marcos Peña, Rogelio Frigerio y Emilio Monzó antes de la sesión por la Reforma Previsional. FOTO: Diputados.gob.ar


Existe una enorme grieta, una grieta que no nos deja crecer como país y mucho menos como comunidad. Esa, la misma grieta que nos muestra ante posibles inversores como un país dividido.
Si lográsemos poner en práctica los versos del Martín Fierro “Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean los devoran los de afuera”, y tirásemos todos para el mismo lado respetando la decisión de la mayoría y escuchando a quienes no están de acuerdo, sería mucho más fácil salir adelante.

Más allá de esto, estoy convencido  que este no es un problema sólo de  Argentina y que se debe a varios factores, sin dudas uno de ellos es el sistema político actual y su crisis de representatividad, como también las antiguas instituciones que lo representan y las tecnologías que ejecutan. Las redes sociales, también tienen un rol interesante, allí las cosas se magnifican y polarizan cada vez más. Otro gran factor es la desigualdad, que genera una insatisfacción creciente en muchos sectores de la sociedad. Este fenómeno puede dar lugar al surgimiento de populismos con distintas formas de hacer política, lo que sumado a otras cuestiones, da lugar al surgimiento de una grieta política.

Parte de la reflexión a llevar adelante es cómo se construye una hoja de ruta hacia la reducción de la desigualdad, con nuevos sistemas democráticos y con nuevas instituciones utilizando otras tecnologías que puedan reflejar  en mayor medida la representatividad del pueblo.

Sin dudas "solucionar" esto será un proceso de largo plazo y posiblemente implique salir del voluntarismo mágico que nos caracterizó durante mucho tiempo, y tomar decisiones complejas priorizando algunas cuestiones sobre otras.

El desafío está sobre la mesa, no todos ven lo que está sucediendo, muchos no lo entienden y otros no quieren ver lo que está pasando, prefieren volver al pasado con soluciones obsoletas.

Las reformas propuestas intentan solucionar algunos de los graves problemas que tenemos, sin embargo, luego del tratamiento, debate y posterior aprobación en la Cámara de Diputados, una gran cantidad de personas me felicitaron y, como debe ser en un país democrático, mucha gente que me reclamaba, pedía explicaciones y/o mostraba su desacuerdo; eso está perfecto mientras sea con respeto y sin violencia.

Es importante destacar que el objetivo principal de todas estas reformas es hacer sostenibles en el tiempo la generación de empleo y la reducción de la pobreza.

A continuación comparto algunos detalles destacados de cada reforma:


Reforma Previsional

Los cambios previsionales, que se aprobaron esta semana, son una pieza clave del grupo de reformas propuesto recientemente por el Gobierno Nacional, que incluye el Consenso Fiscal, la Ley de Responsabilidad Fiscal y la Reforma Tributaria y la Reforma Laboral.

Son reformas que intentan arreglar un sistema deficitario e insostenible. Si bien la cobertura de nuestro sistema  alcanza al 98% de los mayores y con la Reparación Histórica se recompuso los haberes mal liquidados de 1,1 millones de jubilados; hay que reconocer  que la situación actual del sistema no es sostenible. En este sentido, la reforma permitirá fortalecer el sistema previsional y hacerlo sustentable en el tiempo.

- Ejes

1.- Modificación de la fórmula de movilidad por una simple, transparente y que  garantiza para siempre el poder adquisitivo de los jubilados. Es una combinación entre inflación y los salarios, quedando compuesta en un 70% por la inflación del INDEC y en un 30% por el índice de salarios RIPTE, del Ministerio de Trabajo.

En 2018, con esta fórmula, las jubilaciones le van a ganar por alrededor de 5 puntos a la inflación. En marzo próximo las jubilaciones subirán 5,7% y en tanto que en junio aumentarán aproximadamente 5,6%. Las proyecciones del Ministerio de Hacienda indican que en septiembre crecerán otro 4,7% y en diciembre un 4,2% extra.

Estos cuatro aumentos combinados dan un aumento total de las jubilaciones para 2018 de 21,8%, casi cinco puntos más que la inflación estimada por los analistas privados.

Para que en marzo el aumento no sea tan distante el Gobierno Nacional, ya firmó el decreto que otorga un bono compensatorio.

Cabe destacar que con la fórmula anterior, además de otros problemas, las jubilaciones a veces aumentaban más que la inflación pero a veces aumentaban menos, sobre todo en recesión, como pasó en el 2014 y 2016. Con la nueva fórmula el poder adquisitivo de las jubilaciones queda protegido para siempre.

2.- Garantía del 82% del salario mínimo a los jubilados que hayan hecho sus aportes. Esto significará un aumento extra de más de 500 pesos mensuales a partir de enero para 1.200.000 jubilados y pensionados; en Tucumán se beneficiarán más de 45.400 personas.

3.- Oportunidad de extender la edad jubilatoria hasta los 70 años para quienes así lo deseen: los trabajadores del sector privado que se sientan cómodos en sus empleos, podrán demorar voluntariamente su jubilación y seguir trabajando hasta los 70 años.

- Conclusión

En 2018 el 76% del presupuesto nacional se destinará a cuestiones sociales (incluidas las jubilaciones). Es un número récord para Argentina, varios puntos por encima del promedio de 67% de la última década. Si no hacemos nada, su peso en el presupuesto crecerá hasta quitarles recursos a la educación, la salud y la obra pública. Este año el Tesoro, a través de sus impuestos, tuvo que cubrir con 300.000 millones de pesos (casi 3% del PIB) la diferencia entre los ingresos y los egresos puros del sistema previsional. Todo el déficit que tiene hoy el Estado Nacional, y que tanto nos está costando bajar, se explica por el déficit de ANSES.


Reforma Tributaria

Tanto la reforma tributaria nacional como las reformas tributarias provinciales se implementarán en entre uno y cinco años (según cada modificación), de esta manera gradual, lo que da previsibilidad a los cambios y asegura la sostenibilidad fiscal de la reforma.

- Ejes

1. Incentivos a la Inversión: el aumento de la inversión es indispensable para crecer en forma sostenida y generar empleo de calidad. En este sentido, se llevarán adelante las siguientes acciones:

a) Se reduce gradualmente la alícuota del impuesto a las ganancias del 35% al 25% para ganancias que no se distribuyan.

b)Se implementa un régimen que devuelve el crédito fiscal de IVA a las empresas que hayan realizado inversiones y no lo hayan recuperado en un lapso de 6 meses.

2. Formalización laboral: se establece un mínimo no imponible (MNI) de $12.000 de salario bruto para las contribuciones patronales, la implementación será gradual en 5 años (y se ajusta por IPC).

También de manera gradual se unifican las alícuotas de contribuciones patronales para el sector privado (alícuota única de 19,5%) y se elimina el esquema de reducción de contribuciones por zona geográfica.

3. Competitividad:

a) Incremento del pago a cuenta de ganancias generado por el impuesto sobre los créditos y débitos bancarios.

b) Acuerdo con las provincias para reducir impuestos: ingresos brutos, sellos y eliminar aduanas interiores.

4. Equidad y Eficiencia:

a) Se extiende a otros activos financieros el impuesto a las ganancias por rentas obtenidas por las personas humanas (hasta hoy exentas).

b) Se aumenta la deducción especial en ganancias para trabajadores autónomos.

c) Se elimina el impuesto a la transferencia de inmuebles y se extiende la aplicación del impuesto a las ganancias con alícuota reducida.

d) Se modifican impuestos internos y a los combustibles.

5. Lucha contra la evasión: se implementan medidas tendientes a un sistema tributario más eficiente, moderno, transparente y previsible, con mejoras en el procedimiento fiscal y adecuaciones al régimen penal tributario.

6. a) Se introducen derechos y garantías para el contribuyente.

b) Se establece con carácter obligatorio el domicilio fiscal electrónico. 

c) Se posibilita la implementación de una instancia de conciliación administrativa.

d) Se establecen reglas para tramitar los Procedimientos de Acuerdo Mutuo (MAP) previstos en Convenios de Doble Imposición.

e) Se introduce la figura de los Acuerdos Anticipados de Precios de Transferencia (APA) para empresas multinacionales.

f) Se establece un mecanismo de actualización permanente de importes fijos en leyes de impuestos nacionales (a propuesta del PEN).

g) Se determinan nuevos montos punibles para el régimen penal.

h) Se posibilita la dispensa para la formulación de denuncia penal bajo ciertos supuestos.

- Conclusión

Esta reforma permite promover la inversión y fomentar el crecimiento y el empleo, al tiempo que alienta el desarrollo de nuestro país a través de un marco fiscal estable que otorgue certeza y previsibilidad, que alentará inversiones productivas.

El estímulo a la inversión implica mejoras de productividad, factor clave para lograr un crecimiento sostenido a largo plazo, como así también una mejora en la competitividad de nuestras empresas, que ayudará a hacer sostenible el proceso de crecimiento al proveer de divisas al país a través de la dinamización de las exportaciones.

Es tiempo de hacernos cargo y resolver los problemas complejos, pensando en el futuro de todos los Argentinos. Estamos en ese camino.

Publicar un comentario

Top