La irresponsabilidad de dramatizar el fútbol por el rating

OPINIÓN

Un video y otro como respuesta fueron suficientes para convertir la previa de un partido de fútbol en un peligroso cruce de insultos y provocaciones entre hinchadas que poseen antecedentes de violencia entre sí.


Hace dos días un video realizado por el programa El Show de Atlético, generó un verdadero revuelo luego de comparar, de manera desacertada, ambas ciudades en un intento de demostrar simplemente de que el Decano “la tiene más larga” que su rival.
 
¿Repercusiones? Muchas. Las imágenes que comparaban monumentos, ríos, y hasta ¡rugbistas!, llegaron a los medios nacionales, que no dudaron en titular al video ─mal llamado motivacional─, como “áspero y provocativo”.
 
 

                                                         


 
Los hinchas de Rosario Central, en lugar de poner la otra mejilla, devolvieron el golpe con otro video mucho más agresivo, mostrando imágenes de la pobreza que existe en nuestra provincia, los inundados del sur e insultando al Pulga Rodríguez, que dicho sea de paso, poco y nada tenía que ver en esta disputa absurda.
 
“Esto sos vos tucumano”, una frase que combinada con las imágenes hacen sufrir por la estupidez a la que pueden llegar algunos mal llamados fanáticos.


    
Fue tal “la mojada de oreja”, que el periodista porteño Gustavo López se subió al caballo del drama y en lugar de sacarle importancia al video del programa partidario, agitó más las aguas eligiendo un bando y tirando flores a San Martín, en una clara provocación a los hinchas, que según el conductor de radio La Red, lo amenazan todos los días en su teléfono personal.
 
Ambos videos avivan un fuego que comenzó a encenderse en marzo del 2013, cuando la hinchada de Central fue “expulsada” del Monumental José Fierro a balazos de goma y a palazos por parte de una Policía que no dudó en hacer uso de la fuerza, a pesar de que en la tribuna de calle Bolivia había familias con sus hijos.
 
Encender esta rivalidad y llevarla a más de 900 kilómetros no es lo más acertado por este grupo de hinchas que decidieron plasmar su fanatismo en videos que sólo agitan el fantasma de la violencia.
 
Desdramatizar el fútbol, hacer que los amantes de este deporte puedan ir y volver tranquilos de una cancha más allá del rival y del resultado, parece un anhelo casi imposible para muchos que solo quieren ver a su equipo jugar en busca de la gloria.
 
Atlético Tucumán y Rosario Central disputarán este viernes en tierras formoseñas una de las semifinales de la Copa Argentina. El partido, que otorgará un pase a la final del torneo y la posibilidad ─en caso de avanzar River a la final─ de clasificar a la Copa Libertadores, comenzó a gestarse con una decisión poco acertada de los organizadores ya que la sede designada podía generar cruces entre las hinchadas debido a un tramo de la Ruta 11 en la cual ambas coincidían y que luego fue modificada por el reclamo del club tucumano.

Publicar un comentario

Top