Los hermanos de La Bomba Tucumana la denunciaron ante Jorge Rial

EN LA TV

Los testimonios de los familiares de la cantante tucumana sacaron a relucir los "trapitos sucios" internos.

Un nuevo escándalo golpea a la Bomba Tucumana. Foto: Captura de pantalla.




Pablo Layús, uno de los periodistas que forman parte del programa Intrusos, que se emite por canal América bajo la conducción de Jorge Rial, fue a buscar a Olga Jiménez, una de las hermanas de Gladys, la Bomba Tucumana. Al parecer, la familia de la cantante está molesta por las declaraciones que hizo sobre el pasado familiar, sobre todo, sobre su padre.

Para echar más leña al fuego, Marina Calabró dio a conocer un audio en el que se escucha a Gladys cuando critica duramente a sus hermanos. "Yo tengo diferencia con todos mis hermanos por la enfermedad de mi madre. No hablo mal de ellos, podría decir de todo, soy bondadosa. Me duele decir que nunca vieron a nuestra madre. En las familias numerosas, y cuando una triunfa, a la gente le molesta. Heredé una familia envidiosa", son algunas de las palabras que expresó la participante del Bailando en ese audio.


"Mis otras hermanas no pueden creer lo que hace mi otra hermana, tiene los hijos que hacen música y no les va bien, es una caradura porque las pocas veces que me ve, van a mi casa. Ellas querían que la internemos en un geriátrico. Mi sobrina va a hablar de lo que yo hablé de mi padre, que es muy cierto, es mi recuerdo que va a quedarme en mi corazón, no sé qué recuerdos tendrá ella", expresó en otro pasaje. 

Por su parte, tras escuchar el audio, Olga expresó que: "Mi idea no era esta, era venir a decir lo de mi papá. No es verdad nada de lo que dijo, mi mamá tiene 2 sueldos. ¿Qué se hizo con ese dinero, con las cosas de mi mamá?", deslizó.  Además, acusó a su hermana de "bajar" de un programa a la banda de sus sobrinos. "No me importa lo que diga. Para cosechar tu siembra, tenes que sembrar bien, no como ella lo hace. No me hace daño que hable mal de mí, tengo una familia, hijos maravillosos, un marido. No necesito nada", aseguró. 

La hermana de la Bomba, además, en la entrevista remarcó que no quiere  que "hable más de mi papá". Asimismo, aseguró que la cantante cambió "desde que va a una psiquiatra que es su amiga". "No debería ir", remarcó. 

"Antes era buena, ahora se pelea con todo el mundo, todo le cae mal", lamentó Olga. En otro pasaje de la entrevista, la hermana de la Bomba indicó que: "Estoy dolida y mis hermanos la mayoría están iguales. Me parece re mal que se haya ventilado la vida privada nuestra, algunas son ciertas y otras cosas no. Quizás ella lo vivió así por su edad. Hoy hace 42 años que murió mi papá, no tienen que seguir hablando de eso. Me trae problemas psicológicos. Yo jamás le conté a mis hijos ni a mi marido. Cuando salgo a la calle me preguntan si es verdad que mi papá era un asesino. Yo me siento orgullosa de mi padre", deslizó. 

Sin embargo, confirmó en gran medida lo que la cantante había contado: "Sí, mi papá era golpeador pero en esos años era todo así, era como normal pero no era así de que estábamos en la calle descalzos. Eramos pobres pero de clase media baja, vivíamos bien, teníamos ropa, comida, estudiábamos", aseguró. 

Publicar un comentario

Top