Los tucumanos enviaron 40 millones de tapitas plásticas al Garrahan

Eco-solidaridad

El Hospital Pediátrico cumplió 30 años al servicio de la salud pública y los tucumanos lo homenajearon con una enorme muestra de solidaridad.

Imagen ilustrativa.




El Hospital de Pediatría “Prof. Dr. Juan P. Garrahancumplió 30 años de servicio de la salud pública esta semana  y los tucumanos lo homenajearon con una enorme muestra de solidaridad. Hasta el momento, más de 40 millones de tapitas plásticas viajaron desde la Provincia hasta la Ciudad de Buenos Aires para contribuir con el Programa deRecicladomediante el cual se obtienen fondos para la institución que atiende a niños y niñas de todo el país.

Desde el año 2009, la Fundación tucumana  “Si a la Vida” fue designada como punto de recolección autorizado para coordinar el envío del plástico para su reutilización. Allí reciben todas las tapitas que se juntan en escuelas, hospitales, supermercados y particulares que, por su propia cuenta, decidieron separar residuos para disminuir la cantidad de basura domiciliaria.

Miguel Ángel Noguera, presidente y alma máter de la Fundación Si a la Vida, reparó en el doble beneficio del programa de reciclado del Garrahan. “Por un lado, se contribuye al cuidado del medio ambiente y, por otro, se brinda una ayuda importante al Hospital al que fueron derivados muchos niños y niñas de Tucumán”, expresó Miguel, un enamorado de la causa.


El recorrido de las tapitas

Sobre el circuito de las tapitas y cómo es que se traducen en fondos para la Fundación Garrahan, Noguera contó que el proceso se inicia en los lugares donde se recepcionan las tapitas de agua o gaseosas de plástico PET. Esas tapitas, que se juntan en distintos lugares de la Provincia, convergen en “Si a la Vida”, en donde se las coloca en bolsas de arpillera, cada una con capacidad para 7.500 unidades

El titular de la Fundación tucumana reveló la "fórmula secreta" para saber exactamente cuántos plásticos hay en cada bolsa: al peso se lo divide en 2,5. Una vez que se hace este cálculo, las tapitas son trasladadas a Buenos Aires en los camiones de Expreso Rivadavia, empresa que ofreció su servicio sin costo alguno desde el inicio de la campaña.

En un principio, los voluntarios, –la mayoría de ellos jubilados-, se encargaban de separar las tapitas por colores antes de embolsarlas. Sin embargo, ahora no es necesario hacerlo porque en el “Molino Garrahan, el lugar adonde llega el plástico recolectado en todo el país, advirtieron que el resultado del color es siempre el mismo. El “Verde Garrahan es una tonalidad que aparece de manera constante luego de que el material es triturado y sometido a altas temperaturas.

Concluido ese proceso de recuperación de materia prima, distintas empresas que conforman una "sociedad de hecho" ofrecen las matrices para fabricar desde kits de limpieza ecológicos, -conformado por balde, fuentón y pala-, hasta un eco-triciclo.

“Al momento de comercializar los productos, si a una persona le dan para elegir el de una cadena de productos plásticos convencional o los del Hospital, es muy probable que se incline por este último”, señala Miguel para cerrar el circuito mediante el cual se obtienen recursos para financiar las actividades de la Fundación Garrahan, entre las que se destacan la mantención de la Casa Garrahan, donde se brinda cobijo a las mamás y a los niños que llegan desde el interior del país carentes de recursos y cobertura social para enfrentar los tratamientos médicos.


Cariño por el Garrahan

El primer envío de tapitas desde Tucumán con destino al Garrahan, tuvo lugar en septiembre de 2009 y fue de 30 mil tapitas. “Nos parecía un sueño”, recuerda Miguel, quien nunca imaginó que ocho años después los plásticos se contarían por millones hasta el punto de ser él mismo reconocido con un diploma al mérito por los hacedores del programa de reciclado.

La explicación del fenómeno está en la vocación solidaria de los tucumanos y en el lugar especial que ocupa el Hospital en el corazón de todos: cada uno, desde su lugar, aportó un granito de arena para ayudar a llegar a los 40 millones: directivos de instituciones, académicos, gerentes de empresas, maestras, alumnos, jubilados. Y la lista sigue.

“El Hospital Garrahan va atendiendo a casi mil tucumanitos enfermos de alta complejidad, de manera totalmente gratuita”, informó Noguera para dar cuenta de la importancia que tiene el Centro Asistencial también para las provincias. “Muchos me preguntan ‘¿cuántas tapitas hacen falta para una ecografía?’ y yo les respondo que cuesta sólo una tapita, que la clave es seguir colaborando”, dice Miguel, quien bendice la gratuidad de la Salud Pública en la Argentina.

“En nuestra provincia, los profesionales del Hospital del Niños Jesús brindan atención de excelencia, sólo algunos casos se derivan al Garrahan, cada vez menos, porque es un centro de referencia para todo el Norte”, apuntó e hizo hincapié en que desde hace un tiempo se realizan teleconferencias para consultas permanentes de los profesionales locales con los médicos del Garrahan para contribuir a la descentralización en el acceso a la salud pública.  


Para saber más:

*El Hospital "Prof. Dr. Juan P. Garrahan" es el centro pediátrico de referencia en salud pública, gratuita y de alta complejidad de la Argentina. Cada año, se realizan más de 600 mil consultas y 10 mil cirugías, y egresan más de  26 mil chicos.

*El programa de reciclado de la Fundación Garrahan trabaja con tapitas plásticas, papel y llaves.

*En Tucumán, los supermercados Carrefour, Wallmart, Chango Mas y Libertad reciben tapitas.

*La Fundación Si a la Vida recibe todos los materiales en  12 de Octubre 208, de 17:30 a 21 horas.  

*Hasta el momento, el programa recicló: 5.376 toneladas de plástico, que equivalen a 2.150.400.000 tapitas; 98.179 toneladas de papel, que evitó la tala de 1.669.043 árboles medianos; y 6.836 kilos de llaves, que significan 375.980 llaves de bronce.


Publicar un comentario

Top