La transformación de los hermanos CrossFit

Video

“Es mucho más fácil cuando las cosas se hacen en equipo”.




“Es mucho más fácil cuando las cosas se hacen en equipo”
Los hermanos Guerrero practican CrossFit y nos demuestran que unidos se puede llegar lejos
En una mesa esperando su turno se encuentran los hermanos Guerrero, Matías (28), Carla (26), Franco (24) y Mauro (22). Hace dos años que practican juntos CrossFit, “Franco y yo somos los más dedicados, luego sigue Mauro que está más ocupado por la facultad, y a Carla le gusta más ir a comprarse ropa deportiva para estrenar” ríe Matías mientras Carla lo trata de machista, se genera un clima de risas y buena energía. 
Mauro y Franco antes de empezar este deporte pesaban más de 100 kilos, habían probado con nutricionistas, gimnasios y otros deportes pero ningún método les había funcionado. Carla con unas amigas descubrieron esta actividad, Matías, al ver los efectos inmediatos en el físico de su hermana, comienza a ir también y a la clase siguiente lleva a sus hermanos. “Tengo bien en claro que significa el CrossFit en mi vida” afirma Matías “aprender a valorar los pequeños logros y celebrarlos, las pequeñas victorias del día a día”
Hoy, los hermanos menores de la familia, gozan de un gran estado físico y no sólo fue ayuda del deporte, sino también por el acompañamiento de sus hermanos que nunca los dejaron de motivar. “Es mucho más fácil cuando las cosas se hacen en equipo” concluye Matías, orgulloso de lo que lograron sus hermanos.
El resto del grupo llega y comienzan a calentar entre chistes y risas. Martín el entrenador, comienza a escribir en el pizarrón el misterioso WOD (workout of the day; es decir, “el ejercicio del día”) el cuál se revela minutos antes de empezar la actividad y que no volverá a repetirse.
Esta es la historia de los hermanos Guerrero:

En una mesa esperan su turno los hermanos Guerrero, Matías (28), Carla (26), Franco (24) y Mauro (22). Hace dos años que practican juntos CrossFit, “Franco y yo somos los más dedicados, luego sigue Mauro que está más ocupado por la facultad, y a Carla le gusta más ir a comprarse ropa deportiva para estrenar”, ríe Matías mientras Carla lo trata de machista. Risas. Buena energía. 

Mauro y Franco antes de empezar este deporte pesaban más de 100 kilos, habían probado con nutricionistas, gimnasios y otros deportes pero ningún método les había funcionado. Carla con unas amigas descubrieron esta actividad, Matías, al ver los efectos inmediatos en el físico de su hermana, comenzó a ir también y a la clase siguiente llevó a sus hermanos. “Tengo bien en claro que significa el CrossFit en mi vida” afirma Matías “aprender a valorar los pequeños logros y celebrarlos, las pequeñas victorias del día a día”. Hoy, los hermanos menores de la familia, gozan de un gran estado físico y no sólo fue por ayuda del deporte, sino también por el acompañamiento de sus hermanos que nunca los dejaron de motivar. “Es mucho más fácil cuando las cosas se hacen en equipo” concluye Matías, orgulloso de lo que lograron sus hermanos.

El resto del grupo llega y comienzan a calentar entre chistes y risas. Martín el entrenador, comienza a escribir en el pizarrón el misterioso WOD (workout of the day; es decir, “el ejercicio del día”) el cuál se revela minutos antes de empezar la actividad y que no volverá a repetirse:



Publicar un comentario

Top