Un tucumano tiene la última púa que usó Cerati con Soda Stereo

EN LA RADIO

El joven relató la historia de cómo la obtuvo en el programa de Pergolini. El conductor se fastidió porque no se la pudo comprar. “Tucumano ladrón”, le dijo y le cortó.



Gustavo Cerati cumpliría hoy 58 años, y los homenajes se multiplican en todo el país. En radio Vorterix, Mario Pergolini se refirió al aniversario y recibió el contacto de Nacho Nores, un tucumano que aseguraba tener la púa que usó el líder de Soda Stereo en “El último concierto” (en River en 1997), y que arrojó al público luego de su emblemático “Gracias, totales”.

La producción del programa decidió llamarlo y sacarlo al aire para que cuente su historia, con la condición de que demuestre que la que tenía en su poder era efectivamente la púa que usó Cerati ese día.

“No tengo forma de probar el 100% que es la púa de Cerati pero 95%, sí. Fui con unos amigos tucumanos a River, estuvimos en el campo a cinco metros de la valla, donde estaba todo muy áspero porque estaban todos falopeados y nosotros estábamos sobrios”, arrancó diciendo, consiguiendo algunas risas cómplices de los conductores.

“Cuando terminó el recital, esperando juntarnos con los demás, haciendo tiempo, nos vamos hasta la valla, me apoyo y miro para abajo y veo la púa. La levanto, y por la textura me doy cuenta que era de guitarra y no de bajo”, continúa.


La púa, en la mano de Nacho:


La púa que usó Cerati en "El Último Concierto", de Soda Stereo. Foto: Gentileza Nacho Nores


“Entonces le pregunto a uno de los plomos cómo eran las púas que usaba Cerati, y me explica que usaba de dos marcas distintas y me las describe, se la muestro y me dice que era esa”, agrega a su relato.

Luego remata su historia diciendo que “después, viendo un documental donde se ve de atrás del escenario como tira la púa una vez que dice 'gracias totales' y cayó ahí al frente, y ahí me doy cuenta que muy probablemente no la agarró nadie y es la que tengo yo”.


El momento se puede ver en el minuto 5:23



Con esa última frase, Pergolini siembra un manto de dudas y comienza a insistir en la idea de comprar la púa. “¿Cuánto querés?, ¿cuánto querés?”, le repite. “Por ahora no se vende”, se defiende el tucumano, pero el conductor vuelve a la carga y le hace una oferta. “Ocho mil pesos”, dispara, y el joven le refuta “pasalo a verdes”, desatando el malestar de la mesa del programa. “Cortále por ladrón, por tucumano ladrón”, lanza, y se termina la comunicación telefónica.


El audio de la conversación de Nores con Pergolini:

Publicar un comentario

Top