A 15 años de la Ley de Salud Sexual, Tucumán encara su adhesión

MORA LEGISLATIVA

Autoridades de la Legislatura se reunieron con representantes de organizaciones del Foro por la Salud Sexual. “Mostraron buena predisposición y dijeron que lo tratarían ‘a la brevedad”.

Fotografía de Facebook (Foro Tucumano por Salud Sexual Y Reproductiva)




La Ley nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable (25.673) está por cumplir quince años y Tucumán aún no adhirió, a pesar de los reiterados intentos de diferentes sectores. Es por esto que representantes del Foro Tucumano por la Salud Sexual se reunieron con autoridades de la Legislatura tucumana, a fin de resolver favorablemente esta mora.

“La mora de la legislatura tucumana en adherir a la Ley perjudica a la población tucumana. Es importante que la adhesión se trate cuanto antes para evitar que se sigan vulnerando derechos humanos”, explicó Soledad Deza, una de las representantes del Foro, a eltucumano.com.

En la reunión estaban presentes el presidente de la Comisión de Salud René Ramírez, el legislador Alfredo Toscano y las legisladoras Adela Estofán, Reina Reyes y Stella Maris Córdoba (la única que presentó, el año pasado, un proyecto de ley que busca la adhesión a la norma nacional).

“El proyecto tiene dictamen favorable de la Comisión de Familia y, luego de la buena predisposición de la Comisión de Salud, hay compromiso de trabajar en esta misma línea. Nos dijeron que la temática se tratará ‘a la brevedad’, sin fecha concreta”, agregó Deza.

Para tratar la temática, el Foro llevó cifras sobre salud sexual y reproductiva, sobre todo respecto del impacto en la población adolescente. Tucumán registra cifras de embarazo adolescente por encima de la media nacional: en la provincia, el 17,8% de los embarazos se producen en menores de 19 años; mientras que a nivel país el porcentaje llega al 15%.

 

Actores estratégicos

El viernes pasado, el presidente de la Comisión de Salud de la legislatura tucumana, Ramírez, explicó que para que Tucumán pueda adherir a la Ley, primero se debe consensuar con la Iglesia.

“En cuestiones de derecho, la Iglesia no es un actor estratégico para la democracia plural. Ya sucedió con la discusión del matrimonio igualitario o la ley de identidad de género. Es necesario que legislemos para todos y todas, y esto incluye con igual imperiosidad a quienes profesan y quienes no profesan el culto. El derecho es para todos, no puede ser éste el estándar de vida para toda la población”, respondió a sus dichos la abogada Deza.

Otra idea era la de generar un proyecto propio, en una línea más acotada que el de Nación. En este sentido, la letrada explicó que “por el principio de no regresividad, el piso es la ley nacional. No se puede restringir más”.

 

Confusión normativa

La Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable (25.673) fue promulgada por el Congreso de la Nación el 31 de octubre de 2002 y apunta a tres ejes: elaboración de campañas públicas de difusión (información), provisión gratuita de métodos anticonceptivos (anticoncepción) y capacitación a efectores de salud.

Entre los objetivos de la ley que el texto consigna figuran: “disminuir la morbimortalidad materno-infantil; prevenir los embarazos no deseados; promover la salud sexual de los adolescentes; contribuir a la prevención y detección precoz de enfermedades de transmisión sexual, de VIH/sida y patologías genital y mamarias; y garantizar a toda la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestaciones de servicios referidos a la salud sexual y a la procreación responsable”.

Según Soledad, la negativa a tratar la adhesión a la Ley se debe a una “confusión normativa” alrededor de la misma. “Nada tiene que ver con el aborto”, aclaró.

El Foro Tucumano por la Salud Sexual es integrado por más de veinte organizaciones que luchan por los derechos humanos, entre las que se destacan Mujeres por mujeres, andhes, Cladem, Casa de las Mujeres Norma Nassif, APDH-Tucumán y Colectivo Ni Una Menos, entre otras.

Top