ESPN y la UAR ponen en jaque a Daniel Hourcade

OPINIÓN

La empresa tiene todos los derechos televisivos y radiales de los partidos de Los Pumas y cada vez hace valer más postura. ¿Hasta cuándo aguantará el “Huevo”?


Desde sus comienzos en Argentina, la cadena internacional ESPN se hizo de los derechos televisivos de las transmisiones de Los Pumas, en todos los partidos que dispute, y de los torneos organizados por la UAR. La relación entre el medio y el ente que maneja la ovalada en el país fue creciendo con el correr de los años y el peso cada vez es más grande.

Desde que terminó el Mundial de Francia en 2007, el rugby argentino produjo un quiebre enorme y se comenzó a vivir el traspaso del amateurismo al profesionalismo, algo totalmente conocido en el ambiente. En medio de eso, ESPN comenzó a tener cada vez más peso en las decisiones, atándose a una bajada de línea clara y contundente, apoyando todo lo que haga la UAR. Esa relación se intensificó en el momento que el tucumano Luis Castillo estuvo al frente de la institución madre del deporte. Los medios fuertes a nivel nacional tiraron mucho en su contra y ahí es donde aprovechó el canal para apoyar y terminar de redondear el acuerdo a su interés.

Con ESPN como espalda fundamental, Daniel Hourcade asumió a la conducción de Los Pumas y los medios porteños le cayeron en su contra. El “Huevo” hizo una limpieza que no agradó en Buenos Aires y se la agarraron con él. Aun así, los resultados jugaron a favor del tucumano, logrando un cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra 2015, contra todos los pronósticos, y mostrando un nivel de juego con picos muy altos.

Desde que comenzó la participación de Los Jaguares en el Súper Rugby, ese juego comenzó a decaer. Lo mismo ocurrió en Los Pumas, donde los jugadores cometen errores cada vez más insólitos, mostrando altibajos contantes en un mismo partido. Esto hizo que el apoyo de ESPN con Hourcade comience a caer cada vez más. Las críticas son cada vez más fuertes y duras y solamente para con el tucumano.

Lo curioso de todo, es que a la hora de ver, o escuchar, los amantes del rugby obtienen una sola verdad y la que dice solamente ESPN. ¿Por qué? La empresa tiene los derechos de las transmisiones televisivas, como es de público conocimiento, pero también tiene los de las transmisiones radiales. Es decir, uno que no quiera escucharlo a Alejandro Coccia y Diego Albanese, no le quedará otra que poner a Martín Albert y el comentarista de turno, con la misma bajada de línea que sus compañeros de equipo.

El negocio de ESPN complicó a varios programas radiales que supieron cubrir los partidos de Los Pumas por años. La dupla Manuel Cardozo y Diego Esper, de Scrum 5, llevan más de 17 años acompañando al conjunto argentino y desde 2016 no se les permite transmitir. Lo mismo ocurre con Osvaldo Ortiz y Horacio Gambarte, con el equipo periodístico de Rugby Tucumano, quienes transmiten desde 2012. En San Juan, Buenos Aires, Córdoba y Rosario pasa lo mismo. Es decir, ni el fútbol, uno de los deportes con más corrupción en el planeta, impide a las radios que hagan transmisiones, pero el deporte limpio, de caballeros y de respeto no las deja.

Desde que finalizó el Rugby Championship 2016, el nivel de Los Pumas cayó y los cañones de los medios apuntan sin piedad a Hourcade, ¿hasta cuándo aguantará?


Publicar un comentario

Top