Suspenden temporalmente las pericias en el ex Arsenal Miguel de Azcuénaga

DERECHOS HUMANOS

Lo anunciaron a familiares de desaparecidos en una reunión convocada para informar sobre el estado actual de las investigaciones. El encuentro tuvo lugar en la oficina del LIGIAAT, en el Museo de la UNT.

Ex Arsenal Miguel de Azcuénaga. FOTO DE APA!




El Laboratorio de Investigaciones Grupo Interdisciplinario de Arqueología y Antropología de Tucumán (LIGIAAT) fue notificado sobre la suspensión temporal de las tareas periciales en el Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio (CCDTyE) Arsenal Miguel de Azcuénaga, que funcionó durante la última dictadura cívico-militar. Fueron informados tres meses después de la fecha en que debería haber comenzado el plan de investigación 2017, según informa la Agencia de Prensa Alternativa (Apa!).
Desde la gestión del gobierno anterior, los peritos trabajan sin cobrar y costean con recursos propios los equipos utilizados para realizar las pericias pertinentes.
"Todo esto trae malestar. La paralización de las investigaciones no es nada grato, se tiene que seguir buscando los cuerpos. Esto fue un operativo muy grande, fue un operativo cívico militar y me parece que no todos están siendo juzgados como corresponde", le dijo a APA Rubén Antonio Bustos, uno de los asistentes a la reunión que se realizó en la oficia del LIGIAAT, en el Museo de la UNT.
Integrantes del LIGIAAT explicaron que el plan de trabajo 2017 se presentó en el mes de octubre de 2016. Ante la falta de respuestas con respecto al proyecto de trabajo 2017, el equipo del LIGIAAT envió, a fines de abril del corriente año, un pedido de respuesta formal al Juzgado Federal. La respuesta llegó a mediados de mayo, a través de un oficio que comunica que los trabajos en el Ex Arsenal se encuentran “suspendidos momentáneamente”.
Según consigna APA!, hasta el momento fueron encontradas cinco fosas en el predio del Ex Arsenal; tres de ellas tienen rastros de haber sido removidas, de acuerdo a lo que estipulan los equipos de peritos. En otra de las fosas se encontraron 12 cuerpos, de los cuales 11 fueron identificados. La última fosa tiene cinco eventos de quema, donde no se pudieron realizar identificaciones (con las técnicas de ADN actuales) ya que los fragmentos óseos están calcinados y son muy pequeños.

El Laboratorio de Investigaciones Grupo Interdisciplinario de Arqueología y Antropología de Tucumán (LIGIAAT) fue notificado sobre la suspensión temporal de las tareas periciales en el Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio (CCDTyE) Arsenal Miguel de Azcuénaga, que funcionó durante la última dictadura cívico-militar. Fueron informados tres meses después de la fecha en que debería haber comenzado el plan de investigación 2017, según informa la Agencia de Prensa Alternativa (Apa!).

Desde la gestión del gobierno anterior, los peritos trabajan sin cobrar y costean con recursos propios los equipos utilizados para realizar las pericias pertinentes.

"Todo esto trae malestar. La paralización de las investigaciones no es nada grato, se tiene que seguir buscando los cuerpos. Esto fue un operativo muy grande, fue un operativo cívico militar y me parece que no todos están siendo juzgados como corresponde", le dijo a APA Rubén Antonio Bustos, uno de los asistentes a la reunión que se realizó en la oficia del LIGIAAT, en el Museo de la UNT.

Integrantes del LIGIAAT explicaron que el plan de trabajo 2017 se presentó en el mes de octubre de 2016. Ante la falta de respuestas con respecto al proyecto, el equipo del LIGIAAT envió, a fines de abril del corriente año, un pedido de respuesta formal al Juzgado Federal. La respuesta llegó a mediados de mayo, a través de un oficio que comunica que los trabajos en el Ex Arsenal se encuentran “suspendidos momentáneamente”.

Según consigna APA!, hasta el momento fueron encontradas cinco fosas en el predio del Ex Arsenal; tres de ellas tienen rastros de haber sido removidas, de acuerdo a lo que estipulan los equipos de peritos. En otra de las fosas se encontraron 12 cuerpos, de los cuales 11 fueron identificados. La última fosa tiene cinco eventos de quema, donde no se pudieron realizar identificaciones (con las técnicas de ADN actuales) ya que los fragmentos óseos están calcinados y son muy pequeños.

Top