El escándalo de Corea del Sur genera una interna entre Cano y Amaya de cara a las Legislativas

Diferencias internas

La denuncia del fiscal Guillermo Marijuan generó una grieta en la coalición tucumana que conforma Cambiemos a nivel provincial. ¿Quién con quién?

Los tiempos "felices" de Cano y Amaya. Foto: Archivo de La Gaceta




El escándalo que involucra a José Cano por supuestos negociados ilícitos en Corea del Sur en el marco del Plan Belgrano golpeó fuerte a la coalición de Cambiemos en Tucumán.

Es que la denuncia del fiscal Guillermo Marijuan impactó contra el ex candidato a Gobernador de Tucumán y actual titular del Plan Belgrano y generó una fisura entre él y Domingo Amaya, que dejó en el medio al intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro.

La denuncia del fiscal Guillermo Marijuan por supuestos negociados ilícitos en Corea del Sur de un grupo de allegados golpeó duramente al radical José Cano, principal referente de Cambiemos en Tucumán, una de las provincias que el Gobierno nacional apunta para arrebatarle al peronismo en 2019.

Cano, para defenderse, argumentó que se trata de una operación política y mediática que tiene por detrás a Juan Manzur y a José Alperovich. "Los que apelaron al fraude para frenarnos hace dos años, ahora inventan causas judiciales", dijo en un pasaje de su descargo.

Pero, según trascendió, esa no es la única sospecha del odontólogo y de su entorno. Es que también hay desconfianza hacia Domingo Amaya, secretario de Vivienda de la Nación y enemigo a la hora de disputar la candidatura a diputado en las elecciones de octubre.

En un artículo del sitio especializado La Política Online, aseguran que Rogelio Frigerio, ministro del Interior de la Nación, respalda al ex intendente capitalino. Cano, por su parte, cuenta con el apoyo de Marcos Peña para encabezar la lista de Cambiemos sin realizar unas PASO.

La idea del Jefe de Gabinete es no molestar a Cano, porque considera que es el que más mide en las encuestas y que sería generarle un desgaste innecesario a nivel interno. Es que el macrismo cree que tiene posibilidades de arrebatarle el poder en Tucumán al peronismo.

En ese sentido, según el artículo de La Política Online, si Peña tiene en mente a un peronista para las próximas elecciones, es al intendente Germán Alfaro, uno de los socios históricos de Amaya, que ahora tomó cierta distancia del “Colorado”.

Si bien Alfaro expresó que en caso de una interna entre Cano y Amaya, él se mantendría al margen, según los rumores, desde Cambiemos analizan ofrecerle a la esposa de Alfaro, la legisladora Beatriz Ávila, secundar a Cano en la lista de diputados.

No todo es color de rosas para Cano

A pesar de contar con el apoyo de Peña, el titular del polémico Plan Belgrano no tiene un escenario tan despejado. Es que desde la Casa Rosada no están contentos por el escándalo de Corea y creen que el radical no respondió de la mejor manera.

Y no es para menos. Cano fue denunciado por una supuesta maniobra ejecutada por personas de su entorno, que habrían intentado realizar negocios en Corea del Sur en nombre del Gobierno argentino. Se los acusa de defraudación contra la administración pública y negociaciones incompatibles con la función pública. Entre los denunciados figura Alberto Darnay, hombre de confianza de Cano que ocupa un cargo clave como enlace entre el PAMI y el Plan Belgrano; Osvaldo Barreñada, secretario general del gremio de trabajadores del PAMI en Tucumán; y el empresario Octavio Accardi, que sería parte del equipo asesor de Cano.

Todavía faltan cartas sobre la mesa. Pero el escenario político de cara a las próximas elecciones comienza a tomar forma. 


Top