Cascada de Villa Padre Monti, una belleza escondida en el interior tucumano

PARAÍSOS DE ACÁ

Al noreste de la provincia podemos encontrar un imponente paraíso oculto.




La localidad de Villa Padre Monti está enclavada en las serranías del sistema de Medina a más de 2000 metros sobre el nivel del mar.

Hasta aquí se llega por la ruta provincial 305 desde San Miguel de Tucumán. Luego el camino continúa enripiado auque en buen estado.

Tras una extensa caminata se puede llegar hasta la cascada, aunque cabe señalar que hay muchos senderos que prestan a la confusión y conducen a otros lugares. La mejor indicación para llegar es seguir el arroyo en contra de la corriente, algo que también sirve como referencia para el retorno.

La región es húmeda, con bosques de yungas y, aún en pleno invierno, podría apreciarse su exuberancia. En verano es recomendable cargar repelente de insectos y abundante agua.

El esfuerzo, como siempre, tiene su premio en la imponencia de la naturaleza.







Top