Conflicto

Empleados de Línea 11 podrían ser sancionados por generar un caos de tránsito

El secretario de Tránsito y Transporte, Enrique Romero, informó que se labraron actas por la obstrucción de la vía pública durante las protestas

Foto: el tucumano




Las protestas de los empleados de la Línea 11 tendrán consecuencias, anticipó el secretario de Tránsito y Transporte municipal, Enrique Romero. El funcionario informó que se labraron actas durante las manifestaciones que tuvieron lugar la semana pasada en Plaza Independencia y frente a la sede de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, ubicada en 9 de Julio y Lavalle.

“Generaron un caos de tránsito aun teniendo conocimiento de que el municipio acataría el fallo judicial que ordena restituir la concesión de la Línea 11 a Inverbus S.A”, expresó Romero, quien agregó que los choferes que manifestaron “tienen una responsabilidad extra por ser conductores profesionales”.

También destacó que, mientras los agentes de tránsito labraban las infracciones correspondientes, fueron agredidos verbalmente por los manifestantes que pedían respuestas ante la incertidumbre que generó el decreto de la intendencia que le quitó la concesión a Inverbus S.A y se la concedió provisionalmente a Leagas S.A, medida que fue revocada por la Justicia la semana pasada.

El conflicto sigue en pie

Romero sostuvo que aun no llegó al municipio la notificación de que Inverbus S.A cumplió con las obligaciones que determinó la Justicia para volver a explotar la Línea 11. Sólo cuando formalmente los funcionarios municipales sean notificados, se procederá a devolver las máquinas de cobro magnético de boletos, tal como indica el fallo. Hasta tanto eso suceda, las unidades no podrán salir a las calles para cumplir con el recorrido habitual.

“Estamos esperando que llegue la notificación”, sostuvo Romero, quien expresó su disconformidad con la decisión de los jueces Salvador Ruiz y Horacio Castellanos, de la Sala I en lo Contencioso Administrativo. “En el Derecho hay un principio de razonabilidad que aquí no está siendo respetado pero vamos a acatar la decisión de los magistrados”, sostuvo.

Romero argumentó que la empresa Inverbus S.A tiene vencida la concesión desde el 11 de junio de 2015 y que, sin embargo, no realizó ninguna presentación formal para continuar prestando el servicio con los papeles en regla. “Las unidades con las que cuenta la firma no reúne las condiciones que exige la normativa, entre ellas que el 30% de la flota sea 0 kilómetro. En el caso de Inverbus, la unidad más nueva data del 2012”, denunció el director de Transporte.

Añadió que “ningún colectivo de la Línea 11 tiene aire acondicionado ni rampa para discapacitados, por lo que también se están infringiendo las ordenanzas 3937 y  4766, respectivamente”. Romero también hizo mención a que el expediente 3925/15, sobre el concurso preventivo de acreedores de la firma, declara la inhibición general de bienes. “La viabilidad financiera de la empresa no está garantizada, así como tampoco la seguridad de los pasajeros”, analizó. 


Publicar un comentario