19 de Enero de 2017
Panorama literario

Tucumán, cuna de nuevos autores y editoriales

Conocé qué libros se publicaron en la provincia en 2016. El repaso por un mercado editorial pujante que ofrece mucho para leer.

Foto: libros.cienradios.com.




El 2016 se nos escapa como un puñado de arena entre los dedos y junto con los festejos, la sidra y el pan dulce llega también el tiempo de los balances. Mientras analizamos qué hicimos y qué nos ha quedado por hacer, aciertos y errores, triunfos y fracasos; el televisor nos bombardea con programas especiales de fútbol con los mejores goles y jugadas de la temporada. La literatura no tiene por qué ser una actividad exenta a estos resúmenes anuales. ¿Qué han escrito y publicado los tucumanos este año? Acá te proponemos un recorrido literario por un 2016 que nos deja nuevas obras, escritores y editoriales.

En pleno auge de la era digital y con las palabras invadiendo todo tipo de pantallas, podría pensarse en el libro como un objeto anacrónico con fecha de defunción. Sin embargo, el esfuerzo del mercado editorial tucumano para continuar produciendo a pesar del incremento general de los costos de publicación indica lo contrario. “Hay toda una sensualidad en la hoja y en el libro como objeto”, destaca Rossana Nofal, Directora Académica de la Editorial de la Universidad  Nacional de Tucumán (EDUNT). Según explica Nofal, el libro no ha dejado de ser rentable y la muestra clara de eso es que en la provincia se han abierto este año nuevas librerías pertenecientes a grandes cadenas nacionales. En cuanto a la producción de EDUNT en 2016, la editora asegura que ha sido un muy buen año ya que han cumplido la meta de diez libros publicados, mientras que otros cinco esperan en la imprenta para salir en 2017. La comercialización de los libros deja también un saldo positivo. En este sentido, Nofal ha destacado la proliferación de ferias este año en Tucumán como un espacio donde las distintas editoriales han podido ofrecer su material a los lectores locales.

En el caso de EDUNT, la editorial presenta tres grandes colecciones denominadas Centenario, Metáforas y Saberes Académicos que incluyen obras de ficción, como así también estudios y ensayos de distintas disciplinas académicas. Entre los libros que se publicaron este año, se destacan en el primero de los rubros: “La novela perdida”, de Horacio Elsinger y una serie de estudios sobre la obra del escritor tucumano Tomás Eloy Martínez compilados por Carmen Perilli en “Relatos infieles. Tomás Eloy Martínez”. Fuera de la ficción, encontramos la reedición del libro de viajes de Alfredo Coviello “Lo que vi en Estado Unidos y Canadá. Impresiones de un viaje a través del continente”; obras históricas y testimoniales como “Testimonio y memoria: Una aproximación a la historia de la Escuela Sarmiento”, de Mirta Hillen. También una serie de ensayos académicos y científicos como “Introducción a la filosofía”, de Gabriel Casas, “Jorge Luis Borges. Entre el tiempo y la eternidad”, de Cristina Bulacio, y “Evolución de la especie humana. El éxodo del tacto: Cuando la sensibilidad migró del hocico a la mano”,  de José María Rotella; entre otros.

Todos los editores consultados coinciden en un punto: la economía del país no ayudó este año a la industria editorial. “La inflación hizo que se encarezca el papel, la impresión y la mano de obra. La demanda sigue siendo la misma de siempre, pero este año la publicación se hizo inalcanzable para muchos escritores”, revela Julio Estefan, responsable de la editorial tucumana La Aguja de Buffon. En 2016 la vedette de la editorial que publicó cuatro libros a lo largo del año fue el microrelato con las compilaciones “Cuaderno Laprida” (Julio Estefan y Rogelio Ramos Signes) y “La vida en breves” (Rogelio Ramos Signes, Mónica Cazón, Ana María Mopty, Liliana Massara y Julio Estefan), además de la obra “A media tinta” (Carlos Duguech). También publicó el libro de poesía “Palabra alucinada” de Ariadna Chaves.

Por el lado de la joven editorial independiente Culiquitaca fueron tres los libros publicados este año: la obra de poesía “Polimorfismos” de Gonzalo Roncedo, de teatro “Próceres de Tucumán a escena” de Alfredo Fenik, y académica “Charles Peirce. Ciencia Filosofía y verdad” compilado por Catalina Hynes.

Pese al contexto de recesión económica y al incremento abrupto de los costos de producción, las palabras de los autores tucumanos emergentes se abrieron paso a través de nuevas editoriales que supieron cobijar muchas de las óperas primas que vieron la luz en este año. Se trata de proyectos independientes y autogestionados. La poesía parece ser el género que más se adaptó a este tipo de producción editorial. Un ejemplo claro es el de la editorial Minibus, que comenzó el año pasado con una serie de ediciones cartoneras y este año se afianzó con la publicación de tres libros: "El debut", el primer libro de Nacho Jurao,  la antología poética "Jardín 16", y "Horas que pasé dentro del frasco antes de la mutación" de Claudio Rojo Cesca. “En medio del ajuste nosotros pudimos, con muchísimo apoyo y trabajo, publicar tres libros por lo que no podemos más que estar contentos. El campo literario está creciendo y Minibús pretende no sólo seguir ese crecimiento, sino además potenciar al campo. Por eso tenemos la muy firme política y convicción de no cobrarle a los autores sino de apostar por los proyectos literarios en los que nosotros creemos”, explicó Julián Miana, uno de los integrantes de la editorial.

Caso similar fue el de la editorial Monoambiente que salió a escena hace apenas unos meses con el primer libro de poesía de Marco Rossi Peralta “Micumán”. La dinámica de este proyecto grupal fue muy particular: consiguieron una impresora usada y medio defectuosa y el resto fue el trabajo artesanal de plasmar la magia de las palabras en el papel. Otros también acudieron a la fabricación artesanal para crear sus primeras obras, pero lo hicieron solitos, es el caso de los libros de poesía de Connie Sagripanti y Marcos Bauzá que publicaron este año a través de Editorial pensamientos “Así de loca” y “Los ideales y las flores” respectivamente. Se trata de pequeños libros que circulan por ferias o que se ofrecen a la venta por medio de internet.

También se pueden destacar entre las producciones de este año la reedición del libro “Informe sobre señores”, del siempre desopilante y transgresor Lorenzo Verdasco y la compilación de relatos de Ediciones Trompetas “5 X 5”, que incluye textos de Alfredo Aráoz, Pablo Donzelli, Alejandro Nicolau, Máximo Olmos y Felipe Quiroga. Además del segundo libro de Ediciones Bicentenario “#Tucumanazo2015”, que retrata la investigación de los periodistas Indalecio Sánchez, Irene Benito y Fernando Stanich.

En definitiva, un mar de tinta para leer y leernos también a nosotros mismos. 


Publicar un comentario